Hoy murió otro entrañable compañero de mi juventud. Juventud llena de sueños, pasiones, sinsabores y anhelos. Davy, entre otros, hizo que mi adolescencia y gran parte de mi crecimiento musical tomara forma y me hicieran el hombre que soy.

Te agradezco por todo lo que hiciste; tu bella música sirvió para alegrar mis noches solitarias en que mis lágrimas fueron mi única compañía.